• ES

Evaporación

Este tratamiento, de gran utilidad por la minimización de la carga contaminante en los residuos líquidos, consiste en la aplicación de calor a presión atmosférica a determinados residuos de base acuosa, consiguiendo la separación de la fracción orgánica volátil que se condensa para su posterior tratamiento, de la fracción no volátil que es tratada como cualquier otra agua residual según su carga contaminante.

(*) En la fotografía de la izquierda, detalle del evapocondensador de Martorell. En la de la derecha, detalle del evapooxidador de Sogarisa.